El Universo: complejo por su simplicidad

Posted on 27 mayo, 2011 por

0




Todos hemos mirado hacia arriba en momentos verdaderos y carentes de contable tiempo, de abstracción por medio de una fuente infinita de inspiración, como es el espacio: exterior e interior, lejano y cercano.

Y es que los cuerpos “exteriores” que observamos en el cielo se ensamblan inevitablemente con la materia creada y destruida, es decir, su vida y su muerte.  Es un ciclo inevitable de sucesiones, siempre parecidas, nunca iguales, que dan sentido a todo el tiempo y espacio que no asimila nuestra mente, pero que ella misma relaciona con todo aquella esfera de perfecta enseñanza insonora.

Todos hemos comparado, tras observado, también, que todos aquellos momentos verdaderos y carentes de contable tiempo, son sin duda un reflejo de los movimientos terrestres, no solamente observados por medio de lo físico, sino de comportamientos humanos.

Y es que lo terrestre es un finito ejemplo de las normas infinitas universales.  Pongamos como ejemplo la capacidad creadora y destructiva que un simple individuo posee, y trasladémoslo a una gran escala, donde se percibe la constante formación del espacio.

Pero ¿qué es, sin embargo, lo que en esos momentos de observación detectamos cuando alzamos la vista?  Pues brillantes constelaciones, fieles apariciones de la Luna, y más de cerca, pacíficas y aparentemente intactas formas de planetas, con incluso, como Júpiter, poderosas tormentas.  Y lo sorprendentemente común en todos ellos: la intacta percepción desde la Tierra de sus movimientos, y la aparente existencia infinita de creación.

Esto, en definitiva, da todo el sentido que queremos obtener cuando conectamos con esa amplitud, no sólo desde el plano de la obtención de conocimiento exterior, sino de comprensión de la obvia similitud que nos atrae, como tal materia, a esa fuente de simplicidad y humildad que guarda los más complejos mecanismos y comportamientos.  Con ello, nos adentramos en un círculo sin vida ni muerte, donde a pesar de los constantes aparentes cambios, terminas girando alrededor de una atmósfera de pacífico “status quo”.

Anuncios
Posted in: Tiempo: 0