Bored to death, divertida novela negra

Posted on 7 mayo, 2011 por

1




Cansado de las típicas series de televisión. Harto de ver las mismas comedias. Hastiado de personajes poco creíbles. Tedioso de historias que tardan varias temporadas en resolverse y no lo hacen. Enervado de tramas de las que no te enteras hasta el séptimo episodio. Decaído de no encontrar nada novedoso en la parrilla televisiva. No te preocupes. No desistas y te pongas a ver ‘Gran Hermano’ o ‘Supervivientes’ o el nuevo reality show que ya llegará “De poligonera a tronera (de Mujeres y Hombres y viceversa)”.  Eso significa que estás aburrido. Es decir, no encuentras nada que te divierta y distraiga. Todavía no es una situación terminal. Y, antes de que llegues a un aburrimiento mortal, te propongo una solución: ‘Bored to Death’.

Jonathan Ames (Jason Schwartzman) es un joven escritor de Brooklyn con algunos problemas de alcoholemia que se esfuerza por escribir pero no consigue que le publiquen nada después de su primera novela. Su bloqueo llega a una situación extrema y se encuentra perdido. En ese momento su novia le abandona. A su lado se encuentran sus dos mejores amigos: Ray Hueston (Zach Galifianakis), dibujante de cómics de superhéroes con desproporciones en alguna extremidad, que se encuentra en una complicada situación sentimental con su novia Leah (Heather Burns), y su amigo, mentor y editor George Christopher (Ted Danson), un cincuentón mujeriego epicúreo al cargo de la revista ‘Edition’. Ames decide encerrarse a intentar escribir y superar su reciente ruptura, y, en lugar de afrontar la realidad, decide dar rienda suelta a sus fantasías de ser un héroe y un hombre de acción: se convierte en detective privado sin licencia por las noches.

Difícil de clasificar es quedarse corto al hablar de esta comedia dramática con tintes de novela negra cutre y humor absurdo con diálogos rápidos y sinsentidos plagada de situaciones aparentemente normales. Jonathan Ames es el artífice y creador de esta serie. No el personaje al que cede su nombre si no el escritor de novelas, ensayos, memorias, cómics y columnas en la revista New York Press. La marca de manufactura por la que es conocido Ames: las historias de auto desprecio personal en sus aventuras sexuales. Un extraño precedente; si a esto le añadimos unos intereses tan variados como su pasión por el boxeo y la cultura underground el resultado no podía ser nada convencional.

‘Bored to Death’ (HBO, 2009-Actualidad) es una comedia atípica. Protagonizada en un sentido tanto literal como no por un antihéroe nos ofrece un catálogo de pequeñas miserias y triunfos en los que viven sus protagonistas. Por un lado trata el mundo editorial, ya sea desde el punto de vista de un escritor, un editor o un dibujante. En otro frente tendríamos las anómalas vidas sentimentales de cada uno. Y además nos muestra una serie de aventuras de detective privado de novela negra que catalogarlas como de “Serie B” sería casi un halago. Pero estos tres elementos y la relación de los tres personajes son conjugados y perpetrados dando lugar a una comedia, en la que realmente no pasa nada del otro mundo, pero que te va arrastrando a situaciones disparatadas que se complican y enrevesan llegando a un cierto grado de surrealismo. Aparte va mostrándonos el lado humano de los personajes desde una perspectiva bastante cínica y crítica pero a su vez compasiva con ellos logrando que caigan simpáticos.

En ‘Bored to Death’ destaca su trío de actores protagonistas. A la cabeza interpretando el alter ego (en este caso, ¿sería alter-alter ego?) del creador de la serie Jonathan Ames encontramos a Jason Schwartzman. El actor californiano con lazos familiares con la familia Coppola y un flequillo exclusivo, nariz prominente y lunar característicos encarna a este personaje que parece estar diseñado para él. Schwartzman es un actor que te puede echar atrás si no le tragas de primeras, pero en esta serie logra un personaje carismático de buen corazón, soñador que no sabe cómo afrontar su vida cargando con una particular forma de ver y vivir la existencia. Luego tendríamos a Zach Galifianakis, el actor gordito con barba que sobresale en ‘Resacón en las Vegas’ (‘The Hangover’ 2009) por cuya interpretación se ha hecho conocido, en el papel de Ray Hueston que también le viene como anillo al dedo, dando lugar a una pareja de amigos íntimos complementaria y disfuncional que intentar ayudarse a sobrellevar sus miserias. Y por último tendríamos a Ted Danson, que cargando su pelo cano nos ofrece una nueva faceta, después de su más que reseñable papel como Arthur Frobisher en ‘Daños y prejuicios’ (‘Damages’, 2007-2010), en este caso como un editor de una revista pasado de todo y viviendo al momento más liberado que los otros dos personajes.

Con sólo dieciséis episodios desglosados en dos temporadas ‘Bored to Death’ se está convirtiendo poco a poco en una serie de culto. El secreto de su éxito tal vez sea el ofrecer lo contrario que nos indica su título (también quería aprovechar para remarcar los títulos de crédito, que últimamente tienen una factura altísima en todas las series de televisión muy superior a muchos que se ven en el cine). En apenas poco más de veinte minutos que dura cada episodio podremos disfrutar de las desventuras de este torpe detective privado que irá involucrando a sus amigos en cada una de ellas mientras vemos cómo estos tres perdedores afrontan los problemas de su edad y sus relaciones con las mujeres.  Por cierto que las historias están apoyadas en unos elaborados diálogos cargados de bastante impudor y poca vergüenza. En ‘Bored to Death’ nos topamos con una serie que te irá enganchando desde el primer episodio a través de una cotidianidad e idiosincrasia decadente que te va arrancando una sonrisa y puede que alguna carcajada a través de su peculiar sentido del humor. Un buen remedio para solventar el tedio y una ficción bastante por encima de la media por descubrir, para ello os dejo con el tráiler de la serie:

Anuncios
Posted in: QQTVs