Studio60, lo que no vemos de la tv en directo

Posted on 29 abril, 2011 por

1




¿Cómo son los entresijos de un programa de televisión? Y, ¿cómo son, más concretamente, los de ‘Saturday Night Life’? Éste debió ser el punto de partida cuando Aaron Soorkin creó esta serie. El resultado una de las mejores series de todos los tiempos, que, desgraciadamente, no tuvo la gracia del público, sí de la crítica, y fue cancelada tras una primera e única temporada. El tiempo ha colocado esta serie en su lugar y se ha convertido en objeto de culto y en uno de los DVD más deseados y cotizados por los entendidos.

El productor del programa ‘Studio 60 on the Sunset Street’ (un sobrenombre para ‘Saturday Night Life’ porque es el mismo estilo de programa) decide interrumpir el programa apareciendo en pantalla para criticar la censura que ha sufrido el guión de un chiste. Es despedido fulminantemente. Por otro lado, el dueño de la cadena NBS, Wilson White (Edward Asner) ha contratado a una nueva Presidenta de comunicación, Jordan McDeere (Amanda Peet), que decide ofrecer el puesto a dos antiguos prodcutores del programa que años atrás fueron despedidos, a pesar de la oposición del director de la cadena Jack Rudolph (Steven Weber). Es entonces cuando entran en escena y toman la dirección de ‘Studio 60 on the Sunset Street’ los nuevos productores ejecutivos Danny Tripp (Bradley Whitford) y Matt Albie (Matthew Perry). Ambos se embarcarán en la aventura de volver a reflotar el programa, el primero de ellos en las labores de dirección y producción mientras que el segundo se hará cargo de los guiones y del grupo de guionistas. Aparte tendrán que reinventar su relación con el reparto de cómicos que se encargan de los sketches con los que ya han trabajado antes: Simon Steels (D.L. Hughley), Harriet Hayes (Sarah Paulson), Tom Jetter (Nathan Corddry), Dylan Killington (Nate Torrence) o Lucy Kenwright (Lucy Davis).

Para entender y comprender esta serie conviene mencionar otra serie antes de nada: ‘El Ala Oeste de la Casa Blanca’ (‘The West Wing’, 1999-2006). Y conviene hacerlo porque Soorkin también fue el creador de la misma y una gran parte del reparto de los actores que aparecieron en aquélla son protagonistas en ésta. Además del estilo la acción coral con protagonistas por los que va transcurriendo y recayendo el protagonismo. Caso aparte son los diálogos ágiles y fluidos que surgen con naturalidad y que demuestran un saber hacer que pocos autores tienen y no de una forma tan literario e inteligente como hace Soorkin. A todo esto no he comentado que estamos ante una comedia. Pero se trata deuna comedia de ésas en las que tienes que estar atento a todo lo que pasa en la pantalla, a lo que dicen los personajes y a lo que no dicen. Pero además, Soorkin tiene una cualidad, que es la de hibridar los géneros en cada episodio, siendo por algunos momentos dramáticos, hilarantes, absurdos, de crítica política y social.

Hay que mencionar al dúo protagonista que mayor peso narrativo tiene en ‘Studio60’, encarnado por Bradley Wiltford como Danny Trypp y a Matthew Perry como Matt Albie. Wiltford seguramente sea por todos recordado por su papel de Josh Lyman en ‘El Ala Oeste…’ y vuelve a hacer una gran interpretación. Y Matthew Perry, quien también aparecía en ‘El Ala Oeste…’, aunque su popularidad se la deba a su rol de Chandler Bing en ‘Friends’(1994-2004),  seguramente haga su mejor interpretación en este papel de guionista atormentado pero genial. El trío de comediantes principal también sobresale de la media, en mi opinión especialmente Sarah Paulson en su papel de humorista cristiana que hace chistes de todos y en su relación de querer y no poder o no querer de nuevo con el carácter que interpreta Perry.

En definitiva, ‘Studio60’ es una magnífica serie que quien la ha visto seguramente la vuelva a revisitar de vez en cuando. Y para quienes no han tenido el placer de contemplarla es una joya que descubrir. También decir que no es una comedia al gusto de todo el público, no es de ésas que llevan un chiste cronometrado, si no que va creando situaciones y las va desarrollando, además de ir viendo cómo los personajes van ganando profundidad y carismas según se desarrolla la trama. Por desgracia, ya os aviso de antemano, sólo cuenta con 22 episodios, y el final de temporada es un poco abrupto, que, personalmente, no creo que fuera el que estaba previsto y te deja con una sensación extraña. Pero lo que importa es llegar a él, y por el camino podemos degustar una de las mejores creaciones que se han hecho para la pantalla pequeña, que habla y trata sobre la televisión, y que enganchará a más de uno.

Y para terminar, los que ya la habéis visto y los que la veáis, os propongo una encuesta para ver si podemos sacar algo en claro del porqué de la cancelación de ‘Studio60’:

Anuncios
Posted in: QQTVs