Las entidades de gestión; cómo surgió la SGAE

Posted on 29 abril, 2011 por

1




Una vez aclarados los derechos económicos de autor, toca plantearse la definición de entidad de gestión. Se trata de entidades privadas legitimadas por el Estado que buscan gestionar ajenamente los derechos económicos de autor de explotación de las obras, de manera que complican, llegando a veces a criminalizar, el acceso al conocimiento que brinda el mundo digital, al gestionar el dinero que sale de ello.

Destaca que el derecho de voto de sus socios, que corresponde a menos del 10% de ellos, es proporcional a su recaudación individual, lo que supone que solo puedan votar los de mayor ganancia y según su nivel. Cuantas más ganancias, más votos pueden emitir, y cuantos más votos emitidos, más cobran a su vez en el reparto de las recaudaciones no cuantificables, tales como el canon.

Por otra parte, un último factor por recalcar se basa en que la SGAE, tal y como su nombre indica, defiende los derechos de Autores y Editores, los cuales no tienen por qué coincidir siempre y cuya capacidad económica resulta completamente desigual.

Ya que hablamos de esta entidad en especial, aquí hay que detenerse para mostrar la breve historia de la SGAE que la EX muestra en su página web.

En principio, se fundó en 1899 como “Sociedad de Autores Españoles” bajo el objetivo de mejorar las circunstancias de estos a la hora de vender sus obras a los editores sin que perdieran sus derechos sobre ellas. Así, todo el mundo contaba con la posibilidad de formar parte de la junta directiva y con el derecho a un voto como mínimo.

Pero en el año 1934 la SAE derivó en la SGAE (Sociedad General de Autores Españoles) al fusionarse con otras sociedades, y pasó a ser la Sociedad General de Autores de España a través de Franco en 1941.

Finalmente, Eduardo Bautista, también conocido como Teddy, le asignaría la denominación de Sociedad General de Autores y Editores en 1995, cambiando el derecho a voto según los ingresos por derechos de autor. De esta forma, Bautista redujo a menos de un 10% de los socios de la SGAE el derecho a voto y solo 300 de unos 90.000 podrían presentarse a las elecciones de la junta.

Por tanto, Teddy transformó la SGAE, a través de los cambios en sus estatutos, en un “sindicato vertical” que representa a la vez a autores y editores y hace que los intereses de estos puedan primar, por medio del voto “ponderado”, sobre los intereses de los propios autores y, en opinión de la EX, llevando a cabo una función completamente contraria para la que se creó la Sociedad de Autores.

A continuación, se os brinda una encuesta para conocer mejor vuestra opinión tras leer este post y, a su vez, haber conocido a la EX a través de las publicaciones anteriores en esta sección que definen su filosofía y objetivos. Tras votar, os animamos a justificarnos o exponernos vuestra opinión escribiéndola en los comentarios. ¡Gracias!

Anuncios
Posted in: EXGAE