El Amor, el término y la palabra

Posted on 3 abril, 2011 por

0




La palabra que con su significado ya no sería palabra.  La afirmación que nos torna hacia la realidad que se forma.  Pero la verdadera palabra no es el término, es la relación de conceptos, que sin saber, purifican tu pensamiento como lo hace el Amor, como aquella masa existente de purificación, de verdadera cosmología y verdadero todo.  El pacífico y estático término que aparece y te reverencias, que te hace ser.  Y tu inteligencia, marcada por la entrada de esa esencia.  Pues es que el cerebro es sin duda el único canal de transmisión, el único canal de realidad.

Por ello, cuanto menos sabes de esta realidad más sabes de la realidad.  Pero si sabes, siendo inteligente, lo que sabes lo rechazarás, pues sabes que de la pureza deriva una verdad que describe todo sin tener conocimiento, que eres tú por medio de tu canal, pero que se nutre de una verdad, de la que algunos, si queremos, inconscientemente provenimos.

Y que una mente es única por sí sola en el tiempo relativo para comprender la existencia, pero imposible de comprender sin su mente complementaria que le abra el camino de la comprensión, y que en definitiva, una vez abierto, es aplicable a cualquier situación.  Ya que el pensamiento de dos mentes canalizadas de su origen, podrán tener la confusión de su diferencia, y por tanto distanciamiento de la fuerza, pero es tan sólo la posesión del término en ese tiempo también.

Por tanto, todo ese tiempo diferencial es inexistente si se controla el por qué de la existencia de esa diferencia, y esa diferencia no procede de la persona, procede de un momento de confusión de la falta de práctica en el mundo de la verdad, de la manipulación en el mundo del término.  Porque la esencia de la palabra es la ausencia de ella por medio de ella, como en el entendimiento y el conocimiento en el Amor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
Posted in: Tiempo: 0