Distinguiendo conceptos: licencia y creación libre

Posted on 11 marzo, 2011 por

1




Estas son unas declaraciones de Simona Levi, activista de los movimientos sociales europeos en cuanto a la libre circulación del conocimiento, sobre la palabra copiar.



La Ex ofrece bien aclarados algunos términos entre los que se concentran bastantes confusiones. Hoy, vamos a definirlos y especificarlos para que el usuario no tenga la menor duda sobre sus significados e implicaciones.

En primer lugar, tenemos la licencia, que consiste en el conjunto de condiciones a través de las cuales un autor decide que su obra sea utilizada. Por defecto, las creaciones nacen con copyright. Esto quiere decir que nadie puede copiar, distribuir, comunicar públicamente ni transformar una obra sin el permiso del autor.

No obstante, con el boom digital la gente se ha dado cuenta de que este copyright perjudica las posibilidades de distribución de la creación, incluso reduciendo el beneficio que se espera de ella, lo que ha dado lugar a nuevas formas de licenciarla. El objetivo primordial se basa en discernir entre los derechos que se reserva el autor y los que se encuentran disponibles sin tener que pedirle permiso.

De esta forma, se cumple con la satisfacción de la participación en un proyecto intelectual común en el que todo el que lo desee comparta sus obras y permita que los demás se enriquezcan con ellas y las usen, transforman y extiendan al público doblemente.

A continuación, los usuarios habrán de saber lo que se considera una creación libre. Para empezar, una creación libre no es necesariamente gratis, sino que proporciona una serie de libertades que engloban el uso y estudio del trabajo, la aplicación de los conocimientos que conceda y sus beneficios, la distribución de copias del todo o de una parte y la posibilidad de cambiarlo o mejorarlo para luego extenderlo.

Volviendo a las licencias, para crearlas basta con que el autor esclarezca sus condiciones de forma visible para los usuarios, respondiendo a si quiere que se mencione la autoría cuando se use su obra y si permite lucrarse a partir de ella, modificarla y ser distribuida total o parcialmente.

La licencia más conocida es Creative Commons. También están Artlibre y Aire incondicional. La mejor referencia para las posibles licencias es A Guide to Open Content Licenses, de Lawrence Liang. Recordemos que mencionar la referencia siempre resulta muy eficaz legalmente.

En el siguiente post, hablaremos de qué es Creative Commons y copyleft.

Anuncios
Posted in: EXGAE