The Good Wife

Posted on 25 febrero, 2011 por

1




¿Qué hubiera pasado si Hilary Clinton no hubiese decidido emprender su carrera política después del escándalo de su marido con su secretaria? Algo así debieron pensar los creadores de The Good Wife’ cuando crearon esta serie.  Ya que hay, ha habido y habrá multitud de series basadas en el mundo de los abogados, podemos citar el ‘El guardián’ (‘The guardian’, 2001-2004), ‘El abogado’ (‘The Practice’, 1997-2004),  o ‘Daños y perjuicios’ (‘Damages’, 2007-En emisión), siendo éste uno de los gremios más trillados (junto a los policías, detectives y forenses) en el mundo de la ficción televisiva y al que se han dado todo tipo de enfoques. Entonces, ¿qué puede ofrecer una nueva serie sobre abogados con trasfondo político que no hayamos visto antes?

A través de una rueda de prensa Alicia Florrick (Julianna Marguelies) se entera de la infidelidad de su marido. Peter Florrick (Chris Noth), el actual fiscal de distrito, ha elegido ir a la cárcel para no asumir su implicación en las acusaciones que hay sobre él, pero sí reconociendo públicamente que ha engañado a su mujer. A partir de ahí, Alicia tendrá que lidiar con el escándalo mediático además de hacerse cargo de sus dos hijos. Decide retomar su profesión como abogada y es reclutada por un prestigioso bufete de Chigago, al cual accede gracias a que es socio un antiguo compañero suyo de facultad, Will Gardner (Josh Charles), pero que se topará con la oposición inicial de la otra socia, Diane Lockhart (Christine Baranski).

En la primera temporada iremos viendo cómo esta “buena” esposa tiene que compaginar su trabajo en la firma, en la cual tendrá que ganarse el respeto de sus compañeros y de los clientes, además de competir con otros abogados como es el caso del joven y ambicioso Cary Agos (Matt Czuchry). Pero pronto se granjeará un par de aliados como es el caso de la “investigadora privada” de medios poco “legales” Kalinda Sharma (Archie Panjabi). Mientras va demostrando su valía como jurista tendrá que ir haciendo sacrificios personales para criar a sus hijos y que no se vean involucrados en el caso de su padre, el cual, al final saldrá de prisión con la intención de recuperar su cargo.

Ya en la segunda temporada vemos cómo su compañero Cary abandonará la firma para sumarse a la fiscalía y enfrentarse a su antiguo grupo de compañeros de trabajo. Entretanto Peter comenzará la campaña electoral para lograr volver a ser fiscal, sumando a sus filas a un estratega electoral sin ningún tipo de escrúpulos llamado Eli Gold (Alan Cumming). Aparecerá en escena un nuevo socio en la firma que hará tambalear la situación de equilibrio anterior y con pretensiones diferentes a las actuales del bufete. Además, este nuevo accionista, Derrick Bond (Michael Ealy), traerá consigo su propio “investigador”, Blake Calamar (Scott Porter), de métodos más violentos que Kalinda, que entrará en conflicto con la investigadora titular. Aparte de todo lo anterior, iremos viendo en cada episodio diferentes casos en la corte que reflejan acusaciones actuales y las estrategias y tejemanejes internos para intentar ganarlos.

The Good Wife’ es un soplo de aire fresco en las tan manidas series de abogados y también dentro de la gran oferta televisiva que hay actualmente. Para lograrlo recurre a algo que parece que muchos se han olvidado: buenos guiones. En cada episodio veremos cómo se desarrolla una historia coherente y realista, pero sin fisuras. Además de ir dibujando las tramas generales por las que se moverá todo el argumento (la lucha de poder interna del bufete, la relación del matrimonio Florrick, la tensión sexual no resuelta entre Alicia y Will, la lucha entre los compañeros que quieren el mismo puesto, etc.) que enriquecen la narración. Estamos ante una gran serie simplemente por tener muy claro qué es lo que nos quieren contar (la historia de Alicia Florrick en todas sus facetas vitales) y cómo hacerlo (un planteamiento-nudo-desenlace y desarrollo de subtramas), pero además aportando giros y guiños inesperados. A su favor tiene el poder tener varias lecturas o niveles, tanto si queremos ver la actualidad candente o grandes juicios que llamaron la atención de la opinión pública como si queremos verlo como una lectura de cómo son las “primeras damas” de la política; particularmente sacrificada, de ahí el título, pero que irá armándose a sí misma desde cero para lograr tomar las riendas de su vida y familia a través de su trabajo.

Si hay algo que destacar de esta serie sería a su gran reparto coral encabezado por Julianna Marguelies en el papel de Alicia Florrick. Esta actriz ya curtida en las series de televisión, como en ‘Urgencias’ o ‘Los Soprano’, es la que soporta todo la carga dramática de la serie como protagonista y lo logra con una interpretación llena de matices como los que muestra en cada faceta de su personaje, ya sea como madre preocupada y desbordada por la adolescencia de su hijos, como buena abogada continuamente cuestionada, como mujer madura intentado reavivar un amor perdido,  o como sufrida esposa de fiscal que se ha visto ultrajada por los cuernos de su marido. Es sin duda el motor de la serie y resulta fascinante y sexy a lo largo de las dos temporadas emitidas.

Pero ‘The Good Wife’ no sería lo mismo sin su gran plantel de secundarios, que en verdad no lo son tanto, algunos son coprotagonistas, y de invitados semanales (como la aparición estelar de Michael J. Fox mostrando su estado de Alzheimer). Destacan sobremanera Matt Czuchry en su papel de abogado que se sabe todos los trucos y que hará lo que haga falta para ganar un juicio, pero, además, tendrá que compaginar su vida privada y laboral. Y junto a él Christine Baranski, en el caracter de la otra socia, fría y sistemática, que verá peligrar su puesto tanto como mujer al frente de la firma como de socia de la misma. No quería dejar de mencionar otro de los personajes que va adquiriendo importancia según transcurre la serie, y es el de Kalinda. La actriz Archie Panjabi logra crear uno de esos roles que marcan historia con esta sexy, exótica e implacable investigadora privada, que emplea los métodos que tenga a mano para conseguir la información requerida, tanto la violencia como la seducción además de sus contactos, y que esconde un pasado y presente perturbador.

Si quieres ver una “buena” serie, el propio título ya lo lleva implícito.  No dejes pasar la oportunidad de seguir de  “The Good Wife”, una serie de abogados parecida en el contenido y puede que en las formas, pero que, al igual, que “Damages”, encierra muchísima más calidad de la que se pueda uno imaginar y que va mejorando episodio a episodio. A lo largo de sus dos temporadas iremos viendo cómo es la transformación de esta oprimida mujer sujeta a sus hijos y a la carrera de su marido, de la cual todos intentan sacar provecho, que se irá convirtiendo, a base de duro esfuerzo y de su talento, en una de las mejores abogadas de Chicago y en una de las musas televisivas que admirar semana tras semana.

Anuncios
Posted in: QQTVs